ANIMALITOS CUENTAN CON SERVICIO FORENSE, QUE SIRVE PARA UBICAR A RESPONSABLES DE MALTRATO

La muerte violenta de los animales es motivo de investigación y de preocupación. Por eso, por primera vez en el país, se realizan procedimientos forenses en casos de maltrato animal. El CTI de la Fiscalía y el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (IDPYBA), creado por la Alcaldía de Enrique Peñalosa, trabajan de la mano para hallar los responsables en los casos en que los animales han muerto de forma violenta.

Para eso el ente investigador designó dos fiscales, dos investigadores y un coordinador técnico, quienes trabajan junto a profesionales del Instituto de Protección Animal, que a su vez son encargados de hacer acompañamiento en los procesos.

Acordonamiento del lugar, levantamiento de pruebas y cadena de custodia hacen parte de los procedimientos que se realizarán cuando existan casos de sufrimiento, cautiverio, abandono y cualquier otra forma de maltrato.

Hasta el día de hoy tres casos han sido atendidos por el primer equipo médico veterinario forense del CTI y del IDPYBA.

El primer caso se registró en la localidad de Chapinero. Según la denuncia ciudadana, una gata habría sido golpeada, presuntamente por la pareja sentimental de una persona, hasta causarle la muerte. Aunque el cuerpo del animal no había sido encontrado, el equipo médico veterinario forense llegó al lugar para recolectar todo el material probatorio que permita avanzar en la investigación.

El segundo caso se reportó en la localidad de Usme, en donde un canino habría muerto por proyectil. Al lugar llegaron los investigadores del CTI, quienes junto a funcionarios del IDPYBA realizaron el acordonamiento del lugar para preservar el material probatorio.

Esta fue la primera vez que el equipo médico veterinario forense hizo el levantamiento del cuerpo de un animal con inicio de cadena de custodia por parte del CTI, entidad que entregó el cuerpo del canino al Instituto para la necropsia correspondiente y una posterior disposición digna. Los investigadores revisaron las cámaras del sector; gracias a este procedimiento avanza el proceso para dar con los responsables del hecho.

Un tercer caso se reportó en la localidad de Teusaquillo. Según la denuncia de la comunidad, un canino habría recibido un ataque con arma blanca que le ocasionó la muerte. Hasta el lugar llegaron los investigadores para llevar a cabo la diligencia de la misma forma que se hace en los casos de muerte violenta de una persona, recolectando el material probatorio e iniciando cadena de custodia.

Es importante recordar que las sanciones por maltrato animal van desde multas que están entre los 5 y los 50 salarios mínimos legales mensuales vigentes y la pena privativa de la libertad de 1 a 3 años según la ley 1774 de 2016.

POR: ASOMECOS AFRO 

 

 

asomecos – who has written posts on ASOMECOS AFRO .


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *