CAOS EN BOGOTÁ POR PROTESTAS DEL PARO DE LOS ESTUDIANTES

ASÍ MARCHARON LOS ESTUDIANTES PARA RECLAMAR MAYOR FINANCIACIÓN EN SUS UNIVERSIDADES

Como lo pactaron en el Encuentro Nacional de Estudiantes de Educación Superior (ENEES), alrededor de 40.000 jóvenes se movilizaron este miércoles en todo el país. Exigen cambios en Ser Pilo Paga y en el modelo de Financiación Contingente al Ingreso.

Alrededor de 40.000 estudiantes del país cesaron sus actividades este martes y miércoles, 25 de abril, para presionar al Gobierno para que atienda sus peticiones, entre ellas, reformas en la financiación educativa.

Estudiantes de universidades públicas y algunas privadas cesaron actividades con el fin de presionar al Gobierno para que cumpla su lista de peticiones. 

A mediados de marzo se llevó a cabo el Encuentro Nacional de Estudiantes de Educación Superior (ENEES) en la Universidad Nacional sede Bogotá. Durante los tres días que duró la reunión, alrededor de 2.000 estudiantes de educación superior revisaron el estado actual de sus instituciones, definieron una agenda de movilizaciones para el año y concertaron ciertas exigencias al Gobierno. Cesar actividades 24 y 25 de abril, fue uno de los puntos pactados como mecanismo de presión. 

La idea es realizar asambleas y foros durante estas 48 horas con el fin de ajustar una lista de peticiones estudiantiles para el Gobierno Nacional. Según Andrés Felipe Salazar, secretario general de la Federación de Estudiantes Universitarios, la jornada de paro está enfocada en tres ejes fundamentales: el programa Ser Pilo Paga, el modelo de Financiación Contingente al Ingreso (FCI) propuesto como proyecto de ley desde Icetex y el sistema de créditos de esta misma entidad. 

La primera de estas exigencias, Ser Pilo Paga, es un punto álgido para el movimiento estudiantil. El asunto es que, señala Salazar, este programa atiende solo al 2% del medio millón de bachilleres año. Mientras que, si se invirtieran en el ingreso de jóvenes a universidades públicas podrían hasta educarse 450.000 estudiantes con los mismos recursos.

Sin embargo, el Gobierno se mantiene en su intención de convertir esta iniciativa en una política de Estado. “Todos los candidatos presidenciales, salvo Iván Duque, reconocen muchas de las críticas que se le ha hecho al programa y señalan que, o lo acabarían o al menos lo reformarían. Entonces es ilógico que el Gobierno insista en su intención”, sostuvo el vocero, quien también es representante estudiantil en el Consejo Superior de la Universidad Nacional. 

Otro asunto por el que paran los universitarios es el proyecto de ley de Financiación Contingente al Ingreso (FCI) apobado hace dos semanas por el Senado. Este modelo, promovido por el representante a la Cámara Rodrigo Lara, pretende que los créditos ofrecidos por Icetex sean luego pagados por cuotas proporcionales al salario que devengue el profesional.

En palabras de Andrés Vásquez, expresidente del Icetex, “FCI, que no es un crédito educativo, recibirá aportes sólo cuando el beneficiario perciba ingresos y de acuerdo al monto de los mismos”, explicó el funcionario hace un mes durante un conversatorio en Magdalena. 

Esa propuesta, asegura Salazar, transforma el modelo educativo para hacer que los estudiantes accedan a la universidad “a través del endeudamiento. Es decir, acabando casi por completo con la educación pública”. 

Por último, otra de las razones del paro es exigirle a Icetex que abra un espacio de concertación para revisar el tema de créditos. Y así, de esa manera se pueda concertar que los créditos de estudiantes que ya hayan pagado en su totalidad, descontando la capitalización de intereses de la entidad, puedan ser perdonados sin deudas. 

POR: ASOMECOS AFRO 

asomecos – who has written posts on ASOMECOS AFRO .


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *