Archivo de la categoría: entretenimiento

LLEGA A BOGOTÁ EL ENGLISH NATIONAL BALLET CON “EL LAGO DE LOS CISNES”

El Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, calle 170 # 67 – 51, presentará la obra clásica “El lago de los cisnes”, del 16 al 19 de julio de 2015, a cargo del English National Ballet, compañía conformada por audaces bailarines, coreógrafos, diseñadores y liderado por la internacionalmente reconocida bailarina Tamara Rojo.

SOBRE LA OBRA

La historia de amor del príncipe Sigfrido con Odette, la reina de los cisnes, su batalla contra el brujo Rothbart y un fatídico encuentro con la manipuladora Odile hacen parte de la producción del English National Ballet. Destacada por su coreografía, escenarios y la música de Tchaikovsky, esta versión de El lago de los cisnes es un espectáculo elogiado por la crítica y el público en general, que combina romance y drama al mejor estilo del ballet ruso.

LA COMPAÑÍA

Fundada por Alicia Markoka y Anton Dolin en 1950, es una de las tres compañías más importantes de Gran Bretaña y se caracteriza por innovar y buscar siempre la excelencia creativa, manteniendo una línea tradicional.

Actualmente, el ballet está conformado por aproximadamente 65 bailarines y una orquesta sinfónica. Además, tiene una escuela de ballet asociada: el English National Ballet School.

ASOCIACIÓN DE PARTERAS UNIDAS DEL PÁCÍFICO “ASOPARUPA”, CELEBRO SU DECIMO ENCUENTRO INTERNACIONAL DE PARTERAS TRADICIONALES “INSPIRACIÓN FEMENINA DEL PACIFICO”

LA PERSPECTIVA DE LAS PARTERAS TRADICIONALES DE COLOMBIA Y  PROPUESTAS EN ÁMBITOS DEL SERVICIO SOCIAL Y COMUNITARIO

“LIDERAZGO, INNOVACIÓN Y GENERACIÓN DE RIQUEZA CULTURAL”

HISTORIA DE LA PARTERA TRADICIONAL

 

10511671_898442270218905_1682461098131999533_o

 

El nombre partera y sus variantes, matrona y comadrona, se registran en la biblia  para definir a la mujer sabia, con habilidades específicas para atender a la madre  y su criatura durante la gestación, el parto y el cuidado posparto. El oficio de  partera es una ocupación muy antigua de la cual se tienen datos en todas las  civilizaciones. Sus orígenes se remontan a los primeros estadios del hombre prehistórico, pero no es sino, hasta el siglo XV cuando se intenta regular el trabajo  de las parteras imponiendo un examen a la interesada. La historia común entre  España y sus colonias en América, indica de un proceso que comienza a  dictaminar sobre la ocupación de las mujeres que se dedicaban a recibir partos,  pero es el Tribunal del Real Protomedicato en España quien intenta regular la  práctica de las parteras por medio de un examen, sin embargo esa actividad es censurada debido a varias críticas. Es así como el oficio de comadrona se ejerció  libremente hasta 1,750.

11168919_1622261851392765_6747544646244387945_n11049595_1467817900195753_6977096264492688759_n

Cuando la Medicina se instituye como ciencia en el siglo XVIII y comienza a  irrumpir en el campo de las parteras, éstas se ven obligadas a tomar un examen  por ley, para así obtener una licencia para el ejercicio de sus labores.

11225291_10207534734670340_1322658666209332928_o11667391_10153148244503791_1290048588991715411_n

“ASOPARUPA”, celebro su Decimo Encuentro Internacional de Parteras Tradicionales “INSPIRACION FEMENINA DEL PACIFICO”, los dias 2,3,4 y 5 en el Hotel COSMOS PACIFIC HOTEL , conto con el apoyo de  organizaciones del  ‪‎Ministerio de Cultura‬ , UNESCO‬‪, ‎APC‬ ‪, ‎FundacionExito‬ , Cancillería‬ ‪, ‎Cafep acifico‬,  ‪‎Hotel Torre mar‬ ‪, ‎Dimar‬, Escuela taller‬ ‪, ‎HotelCosmo‬ ‪, ‎PES ‬ por apoyo brindado en el‪ ‎10 encuentro internacional de parteras tradicionales‬ del ‪‎pacífico‬.

ASOMECOS AFRO LOS FELICITA POR TAN GRANDIOSA LABOR

ASOMECOS AFRO

LA FRITANGA Y SUS FACULTADES AFRODISIACAS

La historia apunta que la comida ha sazonado los tálamos de los amantes de todas las latitudes. Fresas, zarzamoras y champagne nunca faltaron, por ejemplo, en las orgías organizadas por Paulina, la hermana de Napoleón Bonaparte. El caviar y el vodka, a su vez, aliñaron las noches de licencia y libertinaje de Catalina de Rusia. Colombia, con su rico acervo gastronómico, no se podía quedar atrás: desde huevos de iguana hasta el tímido banano, pasando por el mefítico alacrán, se consumen en esta región para colmar la concupiscencia. Muchas viandas, en el país del sagrado corazón, han pasado al podio de los afrodisiacos por múltiples razones: forma, sabor, composición química, etc. Esta multitud de alimentos, sin embargo, han marginado a la legendaria fritanga de su cónclave (quizás por arribismo o por simple envidia).  El presente escrito busca, por lo tanto, rescatar este plato del ostracismo en el que lo hundieron sus cofrades.

¿Quién niega la sensualidad de la fritanga? La sicalíptica rellena, negra y sudorosa, reposando sobre el enhiesto chorizo y sobre la pornográfica longaniza, y todos ellos pernoctando sobre un colchón de voluptuosas papas criollas. ¡Nada más sensual! ¿Qué me dicen, además, de los lugares en los que este manjar se sirve? Pastizales y potreros con insinuantes matorrales; o las eróticas plazas de mercado con sugerentes bultos de papás o tentadores atados de arvejas tendidas en cochambrosos tierreros. Esta delicia es servida -como si fuera poco lo anterior- por mujeres de miradas pícaras y prominentes vientres. Esta comida se acompaña, finalmente, con litros de inspiradora cerveza o en su defecto, de milenario guarapo.  ¿Por qué, me pregunto, nadie ha notado la eroticidad de este plato? Pero la forma es sólo uno de los elementos que muestran los poderes voluptuosos de la fritanga. Quienes hemos tenido la oportunidad de gozarla sabemos que después la ingesta de un kilo de ella nos llega a la mente, cual obsesión freudiana, una cama, un chinchorro, un potrero o cualquier lugar donde podamos recostarnos. ¿Acaso los camarones producen ese efecto? No. ¿El banano, con su fálica fisonomía, causa esto? No. ¿Acaso el raro caviar y el flamígero Vodka engendran tan hermoso efecto? No. Yo diría, además, que no solo la neurosis que llamaré de camastro sino el contexto son, por sí mismos, elementos suficientes para elevar a la fritanga en la cumbre de los afrodisiacos, razón por la que me abstendré de enumerar sus cualidades clínicas o sus virtudes sensoriales.

ASOMECOS AFRO

CAZUELA DE MARISCOS

 

Ingredientes

-9 tazas de agua

-1 ½ libra langostinos

-1 libra de camarones tigres, muy bien lavados

-1 ½ libra de filetes de corvina (o pargo rojo), picados en trozos

-2 libras de almejas en su concha

-1 libra de calamares, cortados en tiritas con sus paticas

-3 tallos de apio picados finos

-½ libra de zanahorias ralladas

-2 pimentones rojo y verde, picados finos

-¾ taza de pasta de tomate

-1 taza de crema de leche (opcional)

-1 taza de vino blanco (o vino de jerez seco)

HOGAO:

-2 cebollas cabezonas, peladas y picadas finas

-4 tallos de cebolla larga, picados finos

-2 tomates maduros pelados y picados

-½ cucharadita de tomillo

-¼ de cucharadita de orégano

-pimienta y sal al gusto

-2 cucharadas de aceite

-Se sofríe todo revolviendo, hasta obtener una salsa suave.

Preparación

Se ponen las almejas a cocinar al vapor con una taza de agua (por 5 minutos). Se revuelven bien para que todas se calienten por igual y se sacan. El agua se cuela con un lienzo fino para quitar la arena que puedan haber soltado y se guarda.

A las almejas que se han abierto se les saca la carne. Los langostinos y los camarones se echan en el resto del agua bien caliente, se dejan cocinar por 4 minutos, se sacan y se pelan.

Las cáscaras de los camarones se muelen muy finas (p se licuan) y se regresan al caldo. Se añaden la zanahoria, el apio, los pimentones y los calamares y se deja cocinar por 15 minutos a fuego medio.

Los langostinos, los camarones, las almejas y el pescado, se sofríen por 5 minutos en el hogao y se ponen en el caldo con la pasta de tomate y el caldo de las almejas y se deja conservar a fuego lento por 10 minutos. Cuando tenga la consistencia deseada, se le agrega el vino, se deja en el fuego 1 minuto bien contado y se baja,

Se sirven porciones en cazuelas de barro negro que se calientan al horno o al fuego. Se les añade la crema de leche, se revuelven, se dejan al calor, sin dejar hervir, por un minuto, y se llevan a la mesa.

ASOMECOSAFRO

CANTOS TRADICIONALES DEL PACIFICO SUR DE COLOMBIA

En 2010 la UNESCO decidió incluir en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad las expresiones musicales tradicionales de la comunidad afrodescendiente asentada en el pacífico sur colombiano (Nariño, Cauca y Valle del Cauca). Principalmente se destaca  la música de marimba y los cantos rituales que son interpretados por mujeres (“cantaoras”) y hombres (“chureadores”) en esta región del país.

pacifico-1

Los cantos se dividen en cuatro ritos principales: el arrullo, el currulao, el chigualao y el alabao. El primero interpretado con tambores y marimbas está dedicado a los santos; en el segundo los hombres tocan marimbas mientras la comunidad baila, canta y narra historias tradicionales; el chigualao conmemora el velorio de un niño pequeño y los asistentes interpretan canto a capella; mientras que en el alabao se conmemora un velorio de una persona adulta y se cantan melodías con profunda tristeza. Por ser una fuente importante de identidad comunitaria y tradicional, la UNESCO clasificó esta expresión cultural como Patrimonio de la Humanidad.

pacifico-2

ASOMECOSAFRO

LA MARIMBA…EL PIANO DE LA SELVA

LA MARIMBA ES EL PIANO DE LA SELVA

cauca4

GOLPE DE CHONTA

Hay quienes en el Pacífico sur aseguran haber visto al mismísimo diablo tocar la malimba. Sí, marimba o malimba, ese instrumento de 23 láminas de madera de chonta de longitudes diferentes, dispuestas de mayor a menor, que se golpean con mazas para producir notas musicales, cada una con su propia caja de resonancia.

Dice la leyenda que al marimbero, un día, el diablo se le va a aparecer para retarlo. Y a un niño y a una mujer no les corresponde esa pelea.

De ahí que en los hombres recayera la hazaña de tocar el piano de la selva, y sacarle a mazazos currulaos, pangos, berejús, patacorés, jugas de arrullo, adoraciones y bundes. “No era fácil que un viejo le enseñara a un niño, tampoco había una pedagogía, ni paciencia ni necesidad de enseñar a tocarla. Era el muchacho quien siguiendo a su papá o a su tío, aprendía a cortar la chonta, a enterrarla, a afinarla”, dice el músico Hugo Candelario González.

Sobre este instrumento cuya música fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, en 2010, junto a los cantos tradicionales del Pacífico Sur, se tejen muchas versiones. Algunos dicen que en cada tonada que dan sus tablas suena el alma de los negros que murieron encadenados. Otros cuentan que nació del río como nacen los caciques indígenas en la Laguna de Juan Tama.

Hay quienes creen que los ancestros la inventaron a través del canto de las aves, que labraron una palma de chonta y le pusieron a cada tablilla un tono que resonaba sobre un canuto o guadua. O que es una transformación del balafón africano (hecho con calabazas).

“Nunca encontraremos la marimba que nos diga si es negra o indígena”, dice Héctor Javier Tascón, inventor del método OIO, que enseña a tocarla ‘a lo occidental’.

“Algunos dicen que fue traída a América por los negros africanos. En Guatemala, donde es instrumento nacional, la atribuyen a los indígenas. Otros afirman que tras la llegada de los españoles y de los negros esclavos y con la huída de los indígenas, estos últimos dejaron la marimba y los negros esclavos se la apropiaron. Pero si hay una marimba o dos en las comunidades indígenas de Colombia es mucho. Eso hace dudar que fuera del arraigo indígena”, dice Tascón, jefe de percusión del Conservatorio Antonio María Valencia.

“Investigadores serios dicen que la marimba se asemeja a la música africana. Que los roles que desempeñan los instrumentos que la acompañan, el bombo, el cununo, el guasá, en bambucos viejos y en jugas grandes, son similares a los de la música africana y que se mueve sobre escalas pentatónicas (sucesión de cinco sonidos, alturas o notas diferentes dentro de una octava)”, dice Tascón.

Según Hugo Candelario a la marimba se le dice también balafón o bala. La palabra viene del Kimbundu o Bantú (lenguas africanas). En esos idiomas la llaman Kalimba, Marimba o Malimba. “He estado en festivales del mundo donde se reconoce su africanidad, incluso en Centroamérica donde es asociada a la herencia maya, aceptan su africanización”, dice el director de Bahía. Hasta le atribuyen origen asiático, porque en ese continente han encontrado marimbas más antiguas que las africanas.

Digan lo que digan, para Jefferson Cuama, hijo de Baudilio Cuama, la marimba es negra. “Cuando me paro frente a una me voy a los tiempos de esclavitud, cuando nuestros ancestros la tocaban y se sentían libres. Cuando la toco, así me siento”.

 

Espanol_Currulao

ASOMECOS AFRO

SALPICÓN DE FRUTAS

Ingredientes

2 mandarinas

Papaya

Sandia

Agua

Te de frutas

Manzana

Jugo de limón

Miel

Limonaria

Preparación

Desgaje las mandarinas y retire las membranas blancas. Corte cada gajo por la mitad y mézclelos con una taza de papaya y una de sandía cortadas en cubos. Reserve.

Para el sirope, en una olla haga una infusión con una y media tazas de agua con dos bolsas de té de frutas. Luego lleve la infusión junto con media taza de jugo de manzana, tres cucharadas de jugo de limón, un cuarto de taza de miel, ralladura de limón y cuatro tallos de limonaria.

Cocine a fuego bajo hasta obtener un sirope ligero y enseguida añada tres cucharadas de manzanas  cortadas en cubos.

Deje enfriar. Antes de servir, vierta esta mezcla sobre las frutas picadas y servidas en una copa. Decore  con ralladura de limón y tallos de limonaria.

ASOMECOS AFRO

 

PLÁTANOS CON “HOGAO” VALLUNO

PLÁTANOS CON “HOGAO” VALLUNO

Corte en trozos el plátano y aplástelo hasta formar una tostada.

Fría los patacones en aceite hondo muy caliente durante cinco minutos hasta que queden crocantes, retírelos y límpieles el exceso de grasa con papel absorbente. Reserve.

Ingredientes para el hogao

2 Tallos de cebolla larga

2 Cebollas cabezonas medianas rojas

2 Cebollas cabezonas blancas

3 Dientes de ajo

2 Tomates chontos medianos maduros

Sal,

Pimienta,

Color al gusto

4 Cucharadas soperas de aceite

Preparación:

En un sartén se pone a calentar el aceite, ponemos a freír las cebollas picadas y cortadas finamente, agregamos el tomate, el ajo, el color, la pimienta y la sal.  Lo dejamos sofreír por espacio de 5 minutos.

Se sirve sobre el patacón de plátano.

ASOMECOS AFRO