Contexto general del proyecto:

En el marco del Plan de Desarrollo “Un nuevo contrato social y ambiental para Santa Fe” Proyecto de inversión 2161: Santa Fe con más mujeres seguras y defensoras de sus derechos; que tiene como meta para el cuatrenio: Vincular 1.800 personas en acciones para la prevención del feminicidio y la violencia contra la mujer.

Para la vigencia 2021 tiene como meta fue vincular a 569 mujeres en acciones para la prevención del feminicidio y la violencia contra la mujer.

 En ese contexto se presenta este proyecto que se enmarca en el CONTRATO PRESTACIÓN DE SERVICIOS No. 229-2021, celebrado entre la Alcaldía Local de Santa Fé y la Corporación EGESCO; que tiene como objeto: “Prestar los servicios integrales en acciones de prevención de violencias contra las mujeres y estrategias de resignificación, conmemoración y empoderamiento de las mujeres en la localidad de Santa Fe”.

Este proyecto inició en el mes de octubre del 2021, con las siguientes actividades dirigidas a mujeres mayores de 14 años, que habitan en la localidad de Santa Fe:

  • Yoga para mujeres

Estas clases fueron facilitadas por parte de dos maestras de yoga certificadas, quienes todo el tiempo partieron de un relacionamiento colaborativo y relacionamiento horizontal, en el reconocimiento de la otra como legítima otra.

Escenarios que se convirtieron para las mujeres que participaron en ejercicios de descarga, respecto a todas aquellas tensiones que generan en la cotidianidad las actividades domésticas, laborales, familiares y de cuidado asociadas al rol de género, con un impacto diferencial en su vida y salud, partiendo que son quienes en la mayoría de sus hogares, inician sus días muy temprano y son las últimas en irse a la cama a descansar.

A través de estos espacios se buscó contribuir en el conocimiento y reconocimiento del cuerpo como primer territorio en el cual se habita. Ahondar en la escucha, validación de sus emociones y la expresión en el cuerpo a través de la pausa, el movimiento y la respiración les permitió ahondar en una experiencia no tan usual para las mujeres que no tienen el privilegio de pagar una tiquetera mensual para el propio cuidado.

En las clases de yoga en el marco de este proyecto, se abordaron técnicas de respiración que proporcionaron bienestar, permitió avanzar en habitar en el presente, cerrar cada clase con un trabajo de relajación que posibilitó generar estados de bienestar e incorporar poco a poco prácticas de auto cuidado partiendo de la historia particular y cotidianidad de cada mujer.

La primera clase de yoga inició el día 29 de noviembre de 2021 en el sector de Lourdes, siendo uno de los puntos de gran acogida por las mujeres del sector y sus alrededores, siendo uno de los lugares con mayor asistencia.

Partiendo de las dinámicas de las mujeres de la localidad, durante el proceso de inscripción previo a las clases, se tuvieron en cuenta los horarios propuestos por las mismas mujeres, a fin de garantizar su participación, reconociendo sus dinámicas, necesidades e intereses para que estas clases se desarrollaran en las mañanas y tardes.

Los barrios en los cuales se desarrollaron las sesiones fueron en:

  • Las Cruces
  • El Balcón
  • El Triunfo
  • El Dorado- el consuelo
  • Lourdes
  • Belén
  • Concordia

Contando con la participación de mujeres jóvenes, adultas y mayores, pertenecientes a edades entre los 20 y 65 años, pertenecientes a la parte alta de la localidad. En la primera clase, a cada una de las mujeres que iniciaron el proceso, se les realizó la entrega de un matt para facilitar el desarrollo de la clase y práctica en casa.

Para el desarrollo de las clases, se llevaron a cabo sesiones de 2 horas, conformadas por grupos de 10 en algunos casos y otros de hasta 25 mujeres, en espacios abiertos como parques y salones reconocidos como referentes para la comunidad, teniendo en cuenta la articulación previa con actores claves de la localidad como fue: el salón comunal la concordia, la cancha sintética de Lourdes, el comedor comunitario la concordia, la casa de igualdad de oportunidades para las mujeres de Santa Fe , el polideportivo de las cruces, la casa comunitaria de Belén, entre otros.

Convirtiéndose las clases de yoga en un momento importante para las mujeres que participaron, en medio de los diferentes roles que asumen en la cotidianidad como: ser mamás, pareja, compañeras, hermanas, tías, vecinas, amigas, lideresas; con una variedad de tareas en el ámbito privados y público, con momentos mínimos y/o reducidos  para sí mismas; llegando al espacio de yoga,  escenario exclusivo para ellas, en el cual centraron su atención en trabajar en y desde su cuerpo de manera muy sutil, amorosa, encontrando momentos de paz.

Menciona Susana Jaramillo una de las profesoras de Yoga “las mujeres que participaron, tuvieron que dejar de hacer algo que todo el tiempo realizan para estar allí”  y/o correr desde muy temprano para lograr llegar a este espacio, “participando muy entregadas, concentradas y terminando el encuentro con mucha gratitud”.

En las sesiones también se generaron algunas reflexiones alrededor de la transformación de imaginarios y prejuicios, orientados a desnaturalizar las violencias ejercidas contra las mujeres. fomentando el derecho de las mujeres a una vida libre de violencias y el derecho a la salud plena en el marco de la Política Pública de Mujeres y Equidad de Género PPMYEG, a fin de generar prácticas de auto cuidado y desarrollar herramientas a través de este saber ancestral. Durante todo el proceso participaron 160 mujeres de esta actividad, con un total de 128 horas al momento de terminar el proyecto.

POR: ASOMECOS AFRO

asomecos – who has written posts on www.asomecosafro.com.co.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.