Juventud y niñez negra, de la invisibilidad al exterminio.

El Proceso de Comunidades Negras en Colombia -PCN denuncia el exterminio premeditado del pueblo negro/afrodescendiente. Políticas que matan, violencia discriminada en sus territorios; perfilamientos, asesinatos, reclutamiento forzado, amenazas a sus jóvenes; violencia sexual, desaparición y tortura de sus niñas, es lo que reporta el informe anual 2020 que acaba de publicar el equipo de derechos humanos. 471 hechos documentados, 520 víctimas, 30% contra jóvenes entre los 13 y 30 años, 13 casos contra niñas y niños. Quibdó la ciudad letal para los jóvenes, el 91% de los casos en esta ciudad se cometieron contra jóvenes entre los 15 y 30 años. Por su parte Buenaventura, caracterizada por su violencia contra las mujeres, cerró con 72 hechos violentos en el 2020.

La situación de las y los renacientes del pueblo negro/afrodescendiente es de extrema gravedad y cada día se agudiza la violación de sus derechos fundamentales, especialmente el derecho a la vida. El 2020 cerró con 26 masacres donde la mayoría de las víctimas fueron jóvenes del pueblo negro/afrodescendiente. Cartagena, Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla tuvieron un alto índice de asesinatos selectivos donde el 33.8% se cometieron contra población negra/afrodescendiente. Este número desproporcionado de actos violentos contra una población históricamente negada y deshumanizada, que además fue sometida de manera desproporcional a la violencia del llamado conflicto armado, refleja patrones propios de un sistema de valores y poder fundado en el racismo, intereses capitalistas, enriquecimiento ilícito y una ideología patriarcal misógina cada vez más criminal.

El 19 de abril, en una audiencia comunitaria con presencia internacional titulada “Desarrollo y Racismo: realidades e impactos de la violencia contra las mujeres negras/afrodescendientes en nuestras diversas identidades”, el PCN y organizaciones de mujeres de Turbo, Quibdó, Medellín, Tumaco, Buenaventura, Barbacoas, Bogotá y Norte del Cauca expusieron a través de casos y narrativas cómo las políticas económicas inconsultas del Estado, el militarismo y el racismo interseccionan las violencias que han impactado sus vidas y generado daños profundos a su ser, sus cuerpos, territorios y procesos organizativos debilitando los tejidos sociales, el Sistema de valores culturales y espirituales y cerrando posibilidades de vivir una vida sin daño. Entre sus demandas, exigieron la declaración nacional de un año para la sanación y armonización, que incluye la erradicación de las prácticas extractivas y de monocultivos que afectan los ecosistemas en sus territorios y un compromiso antirracista para erradicar la violencia de sus vidas.

Frente a la precaria situación de derechos humanos en que vivimos, denunciamos los asesinatos y las masacres recientes en el departamento del Chocó y los municipios de Timbiquí y Tumaco, así como la vista ciega del gobierno nacional en cabeza del Presidente Iván Duque, que corrobora una vez más que en Colombia las vidas de la gente negra/afrodescendiente son dispensables, sin valor humano, mientras no sirvan a los diferentes intereses militaristas y económicos hegemónicos. Como se plantea en el informe de DDHH 2020, tenemos absolutamente claro que mantener condiciones de terror y empobrecimiento provocado en los territorios del pueblo negro/afrodescendiente conviene al Estado y sus fuerzas armadas, y a los grupos armados paramilitares, de guerrilla y narcotraficantes para establecer sus estrategias de control territorial y de recursos, y consolidar sus poderes económicos de muerte. Hoy, al centro de esa estrategia están nuestras semillas, las y los renacientes.

El Proceso de Comunidades Negras -PCN denuncia la actitud inconstitucional por parte del Estado colombiano que alimenta la impunidad con su estigmatización, silencio y desatención.

Exhortamos a la comunidad nacional e internacional de derechos humanos a reaccionar de manera contundente, acompañando con presencia, denuncias y cabildeo al gobierno de Iván Duque, para evidenciar la situación, obligar su atención y apoyar las medidas de protección que orientan las organizaciones y Consejos Comunitarios en sus territorios.

Invitamos a la ciudadanía a pronunciarse y demostrar su apoyo a la demanda de un Acuerdo Humanitario y las acciones de resistencia de los jóvenes y las mujeres, demandando un ALTO A LA GUERRA DECLARADA CONTRA EL PUEBLO NEGRO/AFRODESCENDIENTE.

#DuqueDeEspaldasAlPacifico

#SOSQuibdó #ResistenciaCultural #AcuerdoHumanitarioYa #AudienciaComunitaria #VozDeMujerNegra

@renacientes @VigiaAfro

asomecos – who has written posts on www.asomecosafro.com.co.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *