LA NAVIDAD: ¿FIESTA RELIGIOSA O COMERCIAL?

LA NAVIDAD: ¿FIESTA RELIGIOSA O COMERCIAL?

Podríamos decir que en sus orígenes la Navidad, que ahora se celebra el 25 de diciembre, era una fiesta puramente religiosa y que se ha ido transformado lentamente en una fiesta comercial culminando con la aparición de ese personaje viejo y gordo, con aspecto bonachón, vestido de rojo al que llamamos Santa Claus, Papá Noel…

En sus inicios, la Navidad, como ya he dicho, era una fiesta religiosa dónde se conmemoraba el nacimiento de Jesucristo en Belén y además servía para el reencuentro, reuniones familiares y de amigos. Estas fiestas, estaban cargadas de simbolismo cristiano y de alegría. Sin embargo, yo creo que ahora, la gente se concentra más en: las celebraciones, las fiestas, Santa Claus, los Reyes Magos, los regalos o simplemente algunos lo toman como un período vacacional y ya muy pocos se acuerdan de Jesús en estas fechas. Podría decir también que la Navidad del mundo moderno ya no tiene prácticamente nada que ver con la religión de dónde proviene ni con sus ideas solidarias, humildes… las de sus inicios.

Actualmente los centros comerciales empiezan la campaña publicitaria de Navidad en noviembre, decorando todos los escaparates con motivos navideños y provocando que el mes de diciembre se convierta en una carrera sin límite en la que muchísima gente se endeuda por encima de sus posibilidades.

El consumismo exagerado de la Navidad está desplazando el verdadero sentido de esta, que se está convirtiendo cada vez más en un negocio mundial que favorece a los fabricantes de juguetes, ropa, comida, perfumes, viajes… Las compras son ahora la mayor actividad de la Navidad ya que todo este consumismo desenfrenado no deja espacio para otra actividad que no sea comprar.

Actualmente se les está dando demasiada importancia a los regalos de Santa Claus, los Reyes Magos, “la Tronca” …  los regalos deberían ser sólo una pequeña parte de esta fiesta y que las casas deberían ser el lugar donde se acoge a la familia y no el “hipermercado de los juguetes”.

Es una lástima que se vaya perdiendo el sentido de la Navidad poco a poco y la sociedad se introduzca más y más en el mundo del consumismo. No creo que se necesiten tantos juguetes para poder disfrutar de las Navidades, ni decorar todas las calles de lucecitas de colores a principios de noviembre….

¿No va siendo hora de recuperar la cordura? ¿a qué estamos esperando?

POR: ASOMECOS AFRO 

asomecos – who has written posts on ASOMECOS AFRO .


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *