220 AFROCOLOMBIANOS DESPLAZADOS POR COMBATES EN TUMACO, NARIÑO

Seguimiento permanente a la situación de 83 familias desplazadas en Tumaco, Nariño, adelanta la Defensoría del Pueblo, que desde el pasado 10 de febrero acompaña a estas comunidades, atemorizadas por la presencia de los grupos armados ilegales.

72 horas después de la primera visita humanitaria del organismo de control, es decir el 13 de febrero, se presentaron enfrentamientos entre integrantes de la Columna Móvil Daniel Aldana de las FARC y miembros de un grupo armado ilegal indeterminado asociado con el narcotráfico en la vereda Alto Jagua, zona del Consejo Comunitario de Bajo Mira y Frontera del municipio de San Andrés de Tumaco.

Debido a este hecho, las familias afrocolombianas de las veredas de Alto y Bajo Jagua comenzaron a desplazarse paulatinamente a la cabecera urbana de Tumaco y se refugiaron en casas de familiares y amigos en distintos barrios.

Posteriormente, estos ciudadanos acudieron a la Oficina Territorial de la Unidad de Víctimas que contabilizó el 25 de febrero un total de 49 familias desplazadas de la vereda Bajo Jagua, esto es 130 personas, entre niños, niñas, mujeres y hombres. Dicha situación obligó a la convocatoria de una reunión del Subcomité de Prevención y Protección y Garantias de No Repetición, que declaró ese desplazamiento como masivo y levantó el censo. La Defensoría del Pueblo procedió a realizar la toma de declaraciones a las familias víctimas y a brindar el acompañamiento respectivo.

Las familias desplazadas han recibido la ayuda humanitaria de organizaciones no gubernamentales consistentes en kits de alimentación y aseo, mientras la Fuerza Pública ya hace presencia en las veredas donde se registraron los hechos.

Sin embargo, el martes 1 de marzo llegaron a la cabecera municipal otras 34 familias desplazadas de la vereda Bajo Jagua (aproximadamente 90 personas), quienes recibieron de inmediato la orientación y acompañamiento de la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría Regional. En total, de la vereda Bajo Jagua, donde habitan 120 familias afrocolombianas, se han desplazado 83 familias (alrededor de 220 personas).

En las Notas de Seguimiento 014-15 del 24 de agosto de 2015 y  028-15 del 21 de diciembre de 2015, la Defensoría del Pueblo, a través del Sistema de Alertas Tempranas, señaló que la población urbana y rural de San Andrés de Tumaco se hallaba en especial condición de riesgo como consecuencia de la posible incursión de las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y al fuerte control poblacional de las  FARC en algunas veredas y  barrios donde tienen influencia. En los meses de noviembre y diciembre de 2015 se exacerbó la situación de violencia en la cabecera urbana y en el corregimiento de Llorente, tras la aparición de letreros de grupos armados ilegales como el ELN y la circulación de panfletos amenazantes alusivos a “Los Gaitanistas” y otros grupos ilegales. En el municipio de Tumaco se halla vigente actualmente una Alerta Temprana que ha permitido la adopción de medidas de seguridad y de atención por parte de las autoridades competentes a nivel nacional y territorial.

POR: www.apuertacerrada.com       

asomecos – who has written posts on www.asomecosafro.com.co.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *