APARECE OTRA VÍCTIMA DE CLÍNICA ESTÉTICA CLANDESTINA EN BOGOTÁ

Continúa la polémica por el caso de una joven que falleció durante la realización de una liposucción en una clínica clandestina, ubicada en un conjunto residencial del barrio Mirandela, en el norte de Bogotá.

Este viernes se conoció el testimonio de otra mujer que denuncia que fue víctima de un mal procedimiento en su rostro y glúteos en esta clínica que no contaba con los permisos requeridos para realizar dichos procedimientos estéticos.

“Empecé a sentir adormecimiento, dolor, pérdida de sensibilidad. Mi piel parecía piel de naranja, se pone roja, casi morada, porque pierde oxigenación (…) Sentía que ese material migraba a las piernas y a la parte de la región lumbar”, aseguró Marcela Ortiz.

Señala que ha tenido que someterse a dos cirugías reconstructivas para retirar ese material y aún le faltan otras dos.

Este caso causó más indignación a los familiares de María Alejandra Sánchez, luego de que en las últimas horas fueran dejados en libertad la modelo y empresaria Aura María Tobón, dueña del centro estético ilegal, su novio y otra persona más, porque el juez de control de garantías consideró que no se presentaron los argumentos para inferir que los procesados representan un peligro para la sociedad.

“Ellos sabían que estaban jugando con la vida de una persona pero el juez considera que una persona muerta no es suficiente para juzgarlos”, aseguró el novio de la joven.

En la diligencia, que se extendió hasta la madrugada de este viernes, los procesados se declararon inocentes de los delitos imputados por la Fiscalía General. Tobón rechazó los cargos de homicidio culposo agravado en calidad de determinadora y falsedad en documento público, puesto que presentó una cédula falsa al momento de su detención.

ASOMECOSAFRO

asomecos – who has written posts on asomecosafro.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *