La identidad negra y la bogotana dialogan en la cotidianidad de los afro que viven en la capital.

«Hay una influencia de lo negro en la ciudad», así lo dice Juan Carabalí, quien no se queda allí sino que dice, además, que esa influencia ha hecho que «la identidad bogotana tenga un poco más de color negro».

El valor del aporte cultural de los afrodescendientes en la capital es difícil de calcular, pero se sabe que es enorme. Así se puede decir por su influencia en lo  artístico y deportivo. Sin embargo, hay otros aspectos en los que no se les ha dado aún su lugar. Uno de ellos es la situación laboral.

Malle Beleña, afrocolombiana licenciada en educación, comenta al respecto que «lo que no me gusta de Bogotá es la inestabilidad laboral. La durabilidad de un contrato depende de los padrinos políticos y eso no es honesto con personas que nos hemos levantado con tantos esfuerzos».

En el informe «Igualdad para un buen y mejor vivir», la Secretaria Distrital de Planeación reconoce «la estrategia de la población afrodescendiente de tener personas volcadas al mercado de trabajo y al estudio al mismo tiempo», que evidencia una lucha por insertarse en el mundo profesional.

Sin embargo, el mismo informe indica que el ingreso por hora de los afro, sean hombres o mujeres, con niveles educativos de maestría o doctorado en Bogotá, está 24 % por debajo del promedio general. Para las mujeres la situación empeora en el nivel educativo «profesional o con especalización». Ellas devengan 51 % menos que el promedio de todas las mujeres de la ciudad con su misma preparación.

Estos indicadores están claramente relacionados con la calidad de vida de las personas. De ahí la importancia de empujar el reconocimiento de esta población que aporta al contexto de ciudad su historia, cultura, lenguaje, educación, espiritualidad, saberes curativos, culinarios y demás ingredientes para hacer de Bogotá lo que es: la capital de uno de los países más diversos del mundo.

POR: EL TIEMPO

asomecos – who has written posts on www.asomecosafro.com.co.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *