INCLUSIÓN DE GRUPOS ÉTNICOS ES ESENCIAL PARA UNA PAZ DURADERA EN COLOMBIA

El 23 de junio las partes anunciaron un cese bilateral de fuego, un hecho histórico que demuestra que la paz en Colombia no tiene reversa. El  27 de junio las partes del conflicto colombiano, el gobierno de Colombia, y las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) reunieron con líderes de las Comunidades Afrodescendientes para discutir cómo garantizar que la agenda de paz se haga una realidad duradera para el  25% de ciudadanos Afrocolombianos. El comienzo de esta conversación, y la que sucedió el 26 de junio con las comunidades indígenas es esencial para garantizar la efectividad de los acuerdos y minimizar los riesgos de que se repita el conflicto en las zonas étnicas del país.

Durante los últimos 18 meses el Consejo Nacional Afro-Colombiano (CONPA), una agrupación de nueve redes al nivel nacional y regional de los grupos de sociedad civil afrodescendientes que incluye desplazados, mujeres, religiosos, autoridades territoriales, sindicalistas y jóvenes han abogado para que se les escuchen y sus recomendaciones se integren en el proceso de paz. En marzo del 2016 el CONPA se unió con las Autoridades Indígenas de Colombia (ONIC) y creo una plataforma conjunta de paz para los grupos étnicos denominado la Comision Étnica.  De manera autónoma y tomando en cuenta los cambios históricos en el país, estos grupos se organizaron, analizaron los pre-acuerdos y construyeron principios para asegurar que los derechos de sus poblaciones sean fortalecidos en la transición e implementación del mismo.

Este proceso se acompaño desde los EEUU conjuntamente con Congresistas de la Bancada Afro-Americana y la Coalición de Sindicalistas Africanos Americanos,  resalta que los siguientes temas deben abordarse para garantizar paz y justicia en las áreas donde residen los grupos étnicos, que a su vez, han sido los más desproporcionadamente afectados por el desplazamiento forzado, conflicto y violencia.

Garantizar los derechos colectivos de grupos étnicos

Los acuerdos de paz deben, no sólo garantizar el respeto a los derechos colectivos adquiridos por las comunidades afrocolombianas e indígenas, sino incluso, facilitar el desarrollo de otros derechos a fin de superar la histórica exclusión de los pueblos étnicos  como principio fundamental del estado social de derecho, la democracia y la paz. El Gobierno nacional es quien tiene la obligación constitucional de proteger estos derechos. Por su parte, las FARC-EP deberán contribuir para que esto sea así, como una de sus mayores contribuciones a la superación de factores que han sido estructurantes del conflicto social y armado en el país.

Implementación integral conjuntamente con las autoridades étnicas

Respecto a la implementación de los mismos se aspira que se cree un diálogo sostenido entre las partes y la Comisión Étnica que permita el fortalecimiento y preparación de las organizaciones etnicoterritoriales para la interlocución con las instituciones del Estado y con las FARC sobre la forma como se van a implementar los acuerdos en territorios afro e indígenas. Esto implicará unas jornadas y talleres de socialización de los acuerdos y de elaboración de hojas de ruta desde las comunidades y organizaciones. Para que esto sea efectivo se requiere asesoría y elaboración de mapas de riesgos y nuevos conflictos que surjan en los territorios a partir de la implementación de los acuerdos. Esto incluye el diseño de una especie de observatorio y metodologías para hacer un  seguimiento sistemático a lo que vaya sucediendo en los territorios y presentar esa información con recomendaciones y acciones preventivas ante la Misión Internacional de Verificación y a las distintas instancias del Estado. Y por último, preparar la participación de las organizaciones de la Comisión Étnica en las diferentes instancias institucionales que se van a crear para la reglamentación de los acuerdos así como en los programas de respuesta rápida y demás proyectos en el marco de la aplicación de los acuerdos de Cuba en áreas étnicas.

Recursos y protección de líderes

El gobierno nacional deberá proveer los recursos económicos, institucionales que sean necesarios para que la ruta acordada con la Comisión Étnica pueda implementarse de forma efectiva. La comunidad internacional debería asegurar que dentro del marco de financiamiento de post-conflicto exista un paquete específico para afros e indígenas que garantice la sostenibilidad y capacidades de autoridades étnicas para monitorear, incidir e implementar la agenda de los acuerdos de paz. Adicionalmente, es necesario mejorar la protección de dichos líderes quienes han sido asesinados, hostigados y amenazados en el pasado, durante el periodo de transición y post-conflicto.

POR: ASOMECOS AFRO

asomecos – who has written posts on www.asomecosafro.com.co.


Un comentario sobre “INCLUSIÓN DE GRUPOS ÉTNICOS ES ESENCIAL PARA UNA PAZ DURADERA EN COLOMBIA”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *