La unidad de Nefrología Pediátrica, en el hospital de Patio Bonito Tintal, ha beneficiado a más de 40 niños. Allí los pequeños recibieron diálisis a tiempo, logrando salvar sus riñones, para  tener una vida normal. En este mismo periodo, se han realizado más de 1.000 consultas en esta especialidad con el objetivo de brindar un mejor bienestar a los menores de edad que habitan en esta zona de Bogotá .

Según la Secretaría de Salud, la Nefrología Pediátrica es la subespecialidad de la pediatría que diagnostica y maneja los desórdenes que afectan el riñón y las vías urinarias, incluyendo falta del riñón, tensión arterial alta, enfermedades heredadas del riñón, cálculos renales, infecciones urinarias y anormalidades en la orina, tal como sangre o perdida de proteínas.

Asimismo, en lo corrido del año 2018 se han realizado un promedio 90 consultas médicas mensuales y por lo menos 500 intervenciones hospitalarias de este tipo, permitiendo que el hospital sea pionero en integrar al servicio de nefrología el plan de atención de bebés canguros (menores de 34 semanas de nacidos), que nacen con alteración en su función renal.

En el ámbito mundial se presenta una alta incidencia de enfermedades renales en los menores de edad: un promedio de 6 % de la población pediátrica presenta hipertensión, un 10 % infecciones urinarias y un 15 % anormalidades en las vías urinarias, razón por la cual la Secretaría Distrital de Salud cuenta con este servicio en cada una de las cuatro subredes.

La enfermedad renal es silenciosa, por lo cual hay que estar atento a cualquier síntoma que presenten los niños, debido a que un descuido en los cuidados del paciente puede originar una falla completa del órgano, llevando a diálisis o un trasplante renal, asegura Juan Guillermo Cárdenas Aguilera, Nefrólogo Pediatra de la Subred Sur Occidente.

Reglas de oro que debemos tener presente para el cuidado de los riñones:

Practicar ejercicio

Controlar el nivel de azúcar en la sangre

Monitorear la presión sanguínea

Comer saludable y evitar subir de peso

Beber abundante agua

Disminuir el consumo de sal

No fumar y evitar hacerlo cerca de los niños

No auto-medicarse

Tener cuidado de la función renal si se presentan uno o más factores de «alto riesgo» (diabetes, hipertensión, obesidad, antecedentes familiares de enfermedad renal)

POR: ASOMECOS AFRO 

asomecos – who has written posts on www.asomecosafro.com.co.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *