MÁS DE 90.000 PERSONAS MARCHARON POR UNA CIUDAD LIBRE DE DISCRIMINACIÓN

 

Ni la lluvia ni el frío pudieron hacer desistir a los miles de marchantes que participaron en la gran Marcha del Orgullo LGBTI 2019, la cual partió desde el Parque Nacional de Bogotá para confirmar los grandes avances de una ciudad en la que #SePuedeSer.

Desde las 12:00 del día diversos colectivos, grupos y bandas musicales, comenzaron a reunirse en la ‘Torre del Reloj’ del Parque, atendiendo el llamado a marchar en paz.

La Policía Nacional formó a todos sus efectivos en medio de los preparativos del desplazamiento para indicarles el propósito de la movilización y la labor que estaban a punto de iniciar.

Funcionarios del Instituto Distrital de la Participación -IDPAC, Secretaría de Planeación, Personería de Bogotá, entre otras entidades, dieron inicio al llamado PMU, espacio de Gobierno donde se reúnen para examinar las medidas de seguridad e informaciones del minutos a minuto del evento.

Sobre las 2:00 de la tarde se dio inicio al desplazamiento del gran grupo humano, liderado por una mujer trans y una cruz. Al grito de «Por qué, por qué nos asesinan, sí somos las diversas de América Latina» decenas de personas, vistiendo prendas multicolores, avanzaron lentamente por la Carrera Séptima hasta el Centro Internacional, para después tomar la Carrera 13, la Décima y luego la Séptima para llegar a la Plaza de Bolívar, tras casi dos horas de caminata.

Miles de personas se apostaron a lado y lado de la vía para apreciar la colorida marcha. Muchos de los curiosos que se encontraban en las aceras, decidieron ataviarse de coronas multicolores sumándose a los participantes del evento.

Apostadas a los largo del recorrido y en varias tarimas, se realizaron presentaciones multicolor y arengas a los miles de ciudadanos que presenciaron esta muestra de convivencia y respeto por la diversidad.

La imagen contrastaba con la primera movilización LGBTI, realizada durante los primeros años de la década de los 80, cuando un grupo no mayor de 30 personas, miembros de la comunidad LGBTI, marcharon por la Carrera Séptima hasta la calle 26 escoltados por más de 100 policías, siendo víctimas de miradas de reproche de sorprendidos transeúntes. Si duda, épocas de oscurantismo para nuestra sociedad

Ayer, varias décadas después, tanto el Gobierno de Bogotá, como organizaciones sociales y miles de personas se reunieron en este evento para ratificar los grandes avances que nos separan de es lejana historia que, afortunadamente, empieza a ser una lejana y triste anécdota, grabada por siempre en el corazón de sus protagonistas, líderes que pusieron la primera piedra para los logros de la actualidad.

Ya en el escenario de la Plaza de Bolívar, en medio de una pertinaz lluvia bogotana, los miles de asistentes aplaudieron a rabiar cada grupo musical, cada discurso y cada presentación, en una noche inolvidable en la lucha para hacer desaparecer el fantasma de la discriminación.

Miles de personas gritaron al unísono #YoParticipo cuando en la pantalla gigante del escenario principal se proyectaban los testimonios de aquellos y aquellas que han sido víctimas de los pocos que aún respiran odio en este país.

Y así se cerró la noche bogotana, en medio de la música y el frío, cuando los asistentes comenzaron su propia marcha hacia sus hogares, llevando en el recuerdo las palabras: en Bogotá @SePuedeSer.

POR: ASOMECOS AFRO 

asomecos – who has written posts on ASOMECOS AFRO .


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *