RECOLECCIÓN CANINA, UN APORTE A LA SALUD PÚBLICA DE BOGOTÁ

RECOLECCIÓN CANINA, UN APORTE A LA SALUD PÚBLICA DE BOGOTÁ

 

Cada semana 50 animales sin hogar son llevados al Centro de Acogida de animales en Bogotá (antiguo Zoonosis). Cada lunes, miércoles y viernes, el equipo de recolección canina, recorre la ciudad con el deseo de reducir el número de animales que viven en la calle, hacer vigilancia y control de enfermedades zoonóticas y evitar la proliferación de roedores e insectos.

Adicionales a los que recogen en los operativos, a este centro llegan más animales por atenciones especiales como mala tenencia o solicitudes del Relleno Sanitario Doña Juana, escuelas de Policía, Ejército Nacional y humedales.

A través del Sistema Distrital de Quejas y Soluciones (SDQS) se reciben las solicitudes que realiza la comunidad. Las Oficinas de Atención al Medio Ambiente de los hospitales sirven de enlace para ejecutar este trámite y la Policía también hace su aporte con las solicitudes de acompañamiento que realiza para inspecciones, desalojos y entrega de inmuebles en distintas zonas de la ciudad. Generalmente las solicitudes se presentan por animales en vía pública, animales que agreden a la comunidad o que se encuentran en malas condiciones.

La programación de estas recolecciones se realiza cada seis meses con los hospitales, quienes ofertan el número de operativos y coordinan la cantidad de cupos que se pueden abrir al mes, no superando tres actividades por semana, en las que se atienden tres localidades de la ciudad.

“Los criterios de selección para recolectar animales varían pero todos están enfocados en salud pública, problemas que se generan por mala tenencia. Incluimos las hembras en celo, a quienes persiguen de 10 a 12 perros que pelean en las calles y generan accidentes. Otro criterio importante son los perros callejeros en los basureros que comen desechos, pues generan riesgos de transmisión de enfermedades, atraen insectos, roedores y generan otros problemas de salud”, aseguró Juan Guillermo Rubio, médico veterinario del Centro de Acogida.

Mártires, Santa Fe, Candelaria, Ciudad Bolívar, Usme, San Cristóbal y Suba son las localidades en donde se evidencia un alto flujo de animales en calles y montañas, y que por eso requieren más operativos.

Así recogen a los animales sin casa en Bogotá

Aproximadamente seis horas es el tiempo estimado que se tiene para la ejecución de un operativo de recolección animal en Bogotá. Sin embargo, de acuerdo a las condiciones del lugar y la situación que se presente, el proceso se puede prolongar dos horas más.

Después de movilizarse a la zona a intervenir, el equipo de recolección -conformado por 6 personas- se arma del equipamiento necesario para llevar a cabo su actividad. El elemento principal es el camión en donde se transportan los animales. Pero también llevan herramientas como tramojos, lazos, mallas y finalmente, el personal se protege con guantes, tapabocas y overoles.

“El procedimiento de recolección animal ha cambiado mucho. Todo el lineamiento se cambió aproximadamente hace 4 años, se hizo el cambio del vehículo y se incluyeron procedimientos diferentes para mejorar el servicio. Lo más importante que tenemos que verificar es que el equipo esté en las mejores condiciones, que se sienta tranquilo y seguro en lo que hace”, sostuvo Rubio.

Una vez los animales son recogidos se llevan al Centro de Acogida (antes Zoonosis) y se ubican en una zona especial. Allí permanecen cinco días, lapso que tiene el propietario para recoger a su mascota; al hacerlo debe pagar un valor de manutención del animal que son cerca de $20.500 por cada día.

Después de cinco días los animales se pasan al programa de selección para adopción, donde se examina si están enfermos. Si lo están y necesitan tratamiento médico se llevan a las zonas adecuadas para tal fin; si por el contrario están en buenas condiciones de salud se llevan a esterilizar, se vacunan, se desparasitan, se les pone un implante con un microchip de identificación y se entregan en adopción.

Proyección

La proyección para el año 2016 se centra en la continuación y mejora de los servicios que se ofrecen a la comunidad durante estos operativos de recolección, además de fortalecer la pedagogía con la comunidad y promocionar el programa de adopción a través de campañas en centros comerciales, parques y universidades de la ciudad.

“Lo que se quiere este año es adquirir nuevos implementos, mejorar los insumos y las instalaciones del Centro de Zoonosis, este año sería la segunda fase de adecuaciones. También está proyectado fortalecer el equipo de cirugía, traer un equipo adicional de esterilizaciones para aumentar la cobertura y llevar más personas para capacitar y sensibilizar sobre la tenencia adecuada de animales y la importancia de la salud pública”, explicó Rubio.

También se está trabajando un proyecto de georeferenciación que empezó hace 6 meses, en el cual se ha hecho toma de datos para ubicar esos puntos críticos de la ciudad y poder centralizarlos en Google Maps u otras herramientas que la Secretaría de Salud considere.

Link:http://www.bogota.gov.co/article/temas-de-ciudad/salud/recoleccion-canina-un-aporte-a-la-salud-publica-de-bogota

asomecos – who has written posts on asomecosafro.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *