EL RACISMO SE OCULTA EN ‘HALAGOS’ DEL TIPO “¡ERES NEGRA, PERO BONITA!”

EL RACISMO SE OCULTA EN ‘HALAGOS’ DEL TIPO “¡ERES NEGRA, PERO BONITA!”

afrotumblr_mgkwo2aDN71rt7t4mo1_500

Pocos temas son tan vedados como hablar sobre raza y racismo en Latinoamérica.  En esta sociedad ‘moderna’ en la que vivimos, cimentada en el mito del mestizaje y de la llamada democracia racial, el racismo simplemente no existe. Y como no existe, no se discute públicamente, no se cuestiona en las escuelas, ni se prioriza en las agendas de los gobiernos y mucho menos en la de los medios de comunicación.

¡EN COLOMBIA NO HAY RACISMO!

Lo he escuchado decir con convencimiento a conocidos y extraños. No hay, afirman, porque la sangre indígena se mezcló con la blanca y con la africana. Pero a la hora de hacer un diagnóstico sobre la identidad individual, es más fácil y conveniente identificarse con el legado europeo.  No hay, afirman también porque ante la Ley todos somos iguales, y por consiguiente tenemos los mismos derechos y oportunidades. Esto es un eufemismo y los hechos hablan solos: la población afro-descendiente en Colombia, por ejemplo, sufre con mayor fuerza el desempleo, bajos salarios, falta de acceso a la salud y la educación, está más expuesta a la violencia y la participación en los espacios de toma decisión pública es escasa.

El racismo está ahí, y si donde dice Colombia se reemplaza por Brasil, Venezuela, México o Cuba el panorama es el mismo. El racismo está manifiesto en las estructuras del poder y en las instituciones que aún nos rigen bajo parámetros heredados de la Colonia. Pero también, está latente en la cotidianidad, en las formas en que nos relacionamos con el ‘otro’. Subyace en lo que se ha entendido como normal y habita en esa lógica perversa que asocia lo malo con lo negro y lo negro con lo malo: si es negro es malvado, si es negro es sucio, si es negro es ladrón. En contraposición: si es blanco es bueno, si es blanco es puro, si es blanco es perfecto. Pocos lo cuestionan, nadie lo desdice porque hemos preferido la negación, el “todos somos iguales y el color aquí no importa”.

De esta manera, el racismo se oculta en ‘halagos’ del tipo “¡eres negra, pero bonita!”, y en la complejidad que resulta ser Afro-Latina en Estados Unidos, ya que cargas con los prejuicios de ser parte de dos grupos excluidos. Si alguien me ve en la calle no tiene por qué saber que soy Afro y latina, pero en una sociedad menos racista y con menos tendencia a clasificar al otro, tampoco tendría que descartar que, si hablo español muy bien, no es porque haya estudiado para aprenderlo.

-Hablas español muy bien, ¿dónde lo aprendiste?- me preguntan.

-¡Ah pero no pareces colombiana!- replican cuando explico mi origen. (Porque los colombianos no son negros. Los colombianos son como Shakira, Sofia Vergara, el Presidente Santos).

Por eso, es necesario dar la discusión, de-construir y construir otras narrativas que confronten a esa ignorancia dolorosa, no sólo del racista, sino también del homofóbico, del xenófobo y sobretodo de los que guardan un silencio cómplice. Es necesario, seguir debatiendo el concepto mismo de raza, de su construcción, de lo que revela y más importante aún de lo que oculta.

Tanto en Estados Unidos como en Latinoamérica, la raza, como construcción social y sistema clasificatorio, importa.  Entonces debería también importar la vida de aquellos que hoy por su color de piel no sólo tienen menos oportunidades, sino que también son estereotipados, juzgados e incluso asesinados.

A veces cuesta confrontar la realidad, más si cuestiona lo que hemos naturalizado y más aún cuando obliga a la auto-reflexión y al cambio en los comportamientos. Pero, si no se es capaz de reconocer la existencia del racismo, tampoco se podrá combatir. Seguir en fase de negación, resguardados en la retórica de la igualdad racial, no es viable ni justo. Nada justifica el racismo y desde Transformaciones con “No somos: una discusión sobre raza e identidades en América Latina”, esperamos seguir abriendo espacios para dar este debate, cada vez de manera más abierta y masiva.

POR: ASOMECOS AFRO 

 

asomecos – who has written posts on asomecosafro.


4 pensamientos en “EL RACISMO SE OCULTA EN ‘HALAGOS’ DEL TIPO “¡ERES NEGRA, PERO BONITA!””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *